AGUA SANTA EN ECUADOR

Ecuador es un país de gran atractivo turístico, ya que posee una gran riqueza en flora, fauna, y destinos para conocer.

Una de las ciudades con este atractivo es Baños de Agua Santa, situado entre los Andes y la Amazonia. En este lugar se puede visitar piscinas de aguas termales que provienen del volcán Tungurahua, degustar su gastronomía típica, ver y comprar artesanías, realizar deportes de riesgo, y muchas otras cosas.

Dentro de los atractivos de esta ciudad nos encontramos uno muy curioso, el pailón del diablo, cascada impresionante en la que se puede apreciar a determinada hora del día la cara del demonio, por eso se la llamó así. Es sorprendente observar esta figura en la naturaleza, solo se puede apreciar a ciertas horas de la tarde y desde un lugar determinado.  

Baños de Agua Santa, también llamado pedacito de cielo o la puerta del dorado, es una ciudad  de la provincia de Tungurahua, se encuentra a tres horas al sur de la capital de Ecuador (Quito). Su población ronda los 20.000 habitantes, y la mayoría de esta se dedica a la actividad turística, si recorremos esta ciudad podremos aprender aspectos de su gente, costumbres, y ver como los  baneños son muy acogedores con los visitantes, tanto con los nacionales como con los extranjeros.

Esta ciudad posee un clima cálido durante todo el año, de unos 18 grados de media, por ello es un destino idóneo para visitar y hacer varias actividades.

La ciudad goza de un título muy peculiar designado por “El Fondo Mundial para la Naturaleza” quien la designo a este bello terruño como “Un regalo para la Tierra”.

En el año 1773 baños sufrió una gran catástrofe, fue con la primera erupción del volcán Tungurahua (también llamado gigante negro, de unos 5016 metros de altitud y se ubica a unos 25 km al este de Ambato) desde ese entonces esta ciudad a sufrido por las erupciones, que ha estado a punto de desaparecer. Pero a pesar de las catástrofes por las que ha pasado esta ciudad, sigue siendo un lugar merecedor de ser visitado. 

En ella podremos visitar la Basílica de la Virgen del Rosario de Agua Santa, iglesia que fue reconstruida después de haber sufrido un incendio y haberse recuperado la imagen de esta virgen, algo sorprendente ya que fue lo único que se salvo. Se puede ascender al volcán Tungurahua, tomando ciertas precauciones, ya que es un volcán activo, y se podrá visitar los puestos artesanales, donde se caracterizan los recuerdos hechos en balsa y tagua.

Esta ciudad es apta para aventureros, ya que se pueden realizar innumerables actividades de aventura tales como: Rafting, kayaking, canyoning, escalada en roca, salto de puentes, paseos a caballo, caminatas ecológicas, canopy, ciclismo de montaña, etc. Cuenta también con una zona rosa en donde más de 30 peñas, bares y discotecas nos regalan un ambiente divertido y seguro.

 Nos ofrece más de 80 restaurantes con variada gastronomía nacional e internacional.

Dentro de la cocina nacional, podemos encontrar, Comida típica de la Serranía Ecuatoriana como: tortillas de maíz, picante, librillo, entre otras.

En dulces destaca las melcochas son dulces elaborados a base de panela, la misma que nace del jugo de la caña de azúcar. Este producto artesanal se viene fabricando desde varias décadas atrás; es típica de Baños y se puede encontrar en puestos de venta por toda la ciudad en los que nos ofrecen una muestra para probarla.

Pero también nos ofrece la posibilidad de encontrar lugares en los que nos podemos relajar y descansar de la rutina. En Baños encontraremos varias piscinas termales. Una de ellas es la piscina de la Virgen, se encuentra al pie de la cascada Cabellera de la Virgen, y se dice de ella, que se emplean para el alivio de diferentes enfermedades debido a la existencia de minerales en su composición química con una temperatura de 54 grados centígrados, las podremos localizar en el centro de la ciudad.

El balneario de Santa Clara: Al lado sureste de la ciudad, construida con piedras sillares y revestida con cemento. La temperatura del agua es de 22 °C, es apta para tratar enfermedades del hígado, de los riñones o del aparato digestivo, sirve como agua de mesa y para la práctica de la natación, ya que cuenta con una piscina semi-olímpica.

Y no puede faltar  el balneario las Peñas o Modernas, que es uno de los más amplio; una de las piscinas es mineral, y contiene proporciones  bicarbonatadas, ferruginosa, magnesiana, con una temperatura de 35 °C y la fría con 22 °C.  

Baños desde las alturas, deslumbra con su tarabita, una especie de teleférico con cables de acero para cruzar ríos donde no hay puentes. La tarabita más famosa es la de la Cascada del Manto de la Novia, que cuenta con una sola caída de agua y tiene alrededor de 40 metros de alto.  Y la que cruza el río Pastaza, nos ofrece una excelente vista de la cascada. Una vez que llegamos al otro lado, disfrutamos de un gran mirador, donde se puede adquirir artesanías y disfrutar de las vistas. 

Baños de Agua Santa es un destino para todo tipo de personas, que busquen descanso, aventura, y para aquellas a las que les guste conocer distintas culturas y maneras de vivir. 

texto: Pamela Barahona / fotos:Salgado Alban

VER MAS FOTOS…

Deja un comentario