AMNISTÍA NO OLVIDA

En el popular barrio de Vallecas en la parroquia Sto. Tomás de Villanueva, el grupo local de Amnistía Internacional de Vallecas celebraba el quinto aniversario.

Fueron muchas las personas que asistieron y apoyaron a este grupo de personas que trabajan a diario por la defensa de los derechos humanos a nivel mundial.

“Amnistía Internacional es una organización independiente de cualquier gobierno, ideología o credo religiosos que, desde su creación en Londres en 1961, trabaja por la defensa y promoción de los derechos humanos, en cualquier parte del mundo”. “El rigor y la imparcialidad son nuestras señas de identidad. Acabar con las violaciones de los derecho humano, nuestra determinación y nuestro objetivo”.

Así se define este organismo que va en busca de una defensa pacifista contra las libertades y derechos. 

Entre los asistentes no faltaban personas que estaban viviendo una situación complicada, o en condiciones de asilo, como el caso del colombiano Iván Forero.

Este asilado hace más de 15 años que no ve a su familia en Colombia, y su cara inmediatamente refleja el dolor de no poder ver a sus padres, y no sabe si volverá a verlos. Él empieza su activismo social investigativo  en el país sudamericano denunciando los crímenes de lesa humanidad del estado colombiano, contra las organizaciones en todo el país, denunciando una situación de guerra degradada. Los organismos con los que trabajaba de derechos humanos, pretendían crear un banco documental de caras, donde investigar la verdad de más de 38.000 casos de crímenes y  torturas, hasta que los militares por orden de la presidencia, irrumpieron en las instalaciones de la institución y desde ahí empieza una persecución hacia el organismo con el que trabajaba como coordinador y hacia su persona. 

Según Forero “Tuve que acogerme al programa de protección de defensores de derechos humanos en alto riesgo, que empezó 1998, en ese año llegue a Madrid acogido con toda mi familia”. “Aquí también hay otra realidad de los derechos humanos que defender, como en la cañada real, los inmigrantes o los Centros de Internamiento de Extranjeros, una grave violación hacia los derechos humanos”.

Estamos defendiendo otras causas apuntaba, como las denuncia de las situaciones y violaciones del país árabe, solidaridad con palestina, y seguimos el caso de James Balao.

En toda la jornada se hablo sobre el caso del filipino indígena James Balao, 

“James Balao es un activista filipino en favor de los derechos de los indígenas, no se supo más de él, desde el 17 de septiembre de 2008, cuando fue secuestrado por hombres armados en la ciudad de Banguio”.

James Balao se dirigía a visitar a su familia cuando fue secuestrado, testigos vieron cómo era introducido a empujones en una furgoneta blanca por hombres armados y uniformados, quienes dijeron que lo estaban arrestando por un caso de tráfico de drogas.

Este activista ayudo a fundar la organización indígena Cordillera Peoples Alliance (CPA) en 1984. En pro de los  derechos de los pueblos indígenas. Ayudó a incluir disposiciones sobre derechos de los pueblos indígenas en la Constitución de Filipinas de 1986.

Anteriormente Balao ya se había sentido amenazado y perseguido, según  fuentes fiables apuntan a  que su nombre aparecía en una lista secreta de Ejército filipino,  temen que se trate de una operación de seguridad del gobierno del expatriado Partido Comunista de Filipinas, de operación vigilancia de la libertad, en la que figuran varios organismos. Sin embargo la cúpula militar se desvincula de cualquier implicación en este caso.

Pero el grupo local de Amnistía Internacional de Vallecas está realizando el seguimiento del caso de James Balao, respaldado por los quince millones de seguidores de este activista.

Una tarde donde varias personas se quitaron la venda de los ojos y también se unieron a este proyecto de lucha en común. 

Como es el caso del joven ecuatoriano Jorge Chango, que representaba al grupo de jóvenes de Vallecas,   acompañado por otros tres jóvenes,  quienes se implicaron en la causa, alabando y felicitando por la labor que realiza este organismo, un compromiso que adquirieron por la libertad de los derechos.

Una evaluación de todo un trabajo silencioso, pero reconciliador para las víctimas, las familias, incluso los propios implicados, si un día llegan aparecer. 

texto: Sandra Negron /fotos: Salgado Alban.

VER MAS FOTOS..

Deja un comentario