Celebración Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar | Madrid

Fotografias: Salgado Alban-Mauricio Vinueza-Mli.


Madrid 25 de marzo 2018.- En la plaza de Callao de Madrid se realizó la concentración por el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar.

Organizaciones de mujeres se hicieron presentes  para reivindicar sus derechos de trabajadoras y exigir un trato digno.

Fotografía: Mauricio Vinueza


Fotografía: Mauricio Vinueza


Manifiesto: 

Las mujeres trabajadoras del hogar y los cuidados participamos en la Huelga Feminista del pasado 8 de marzo 8M como expresión del más contundente rechazo a unas políticas que suponen la precariedad en el empleo, de las que también somos víctimas. Sabemos que nuestra lucha no acababa con esa huelga que desbordó las calles de muchas ciudades del territorio español, porque los motivos que nos hicieron salir persisten a día de hoy. 

El sistema en que vivimos se sostiene gracias al continente sumergido e invisible de los cuidados que garantizan la producción y el funcionamiento de los mercados. Es decir, nuestros trabajos producen bienes y servicios necesarios para la supervivencia y el bienestar de las personas. LOS CUIDADOS SON EL EJE CENTRAL DE LA SOCIEDAD porque permite a las personas crecer, desarrollarse y mantenerse como tales. No podemos continuar depositando este gran peso exclusivamente en las mujeres, y mucho menos en condiciones de precariedad. Las soluciones no pueden venir de actuaciones individuales, tienen que ser colectivas y de amplio consenso.

Fotografía: Salgado Alban


Fotografía: Salgado Alban


La verdadera crisis del llamado estado de bienestar que no satisface por igual a todas las capas de población- está justamente en la provisión de cuidados. Muchas mujeres migrantes y autóctonas estamos siendo empleadas para sustituir el cuidado no remunerado, por un cuidado externalizado en un mercado privado y sin regulación, absolutamente precario y escasamente profesionalizado.

Así, el surgimiento de este mercado informal del cuidado – básicamente cubierto con mano de obra migrante-plantea retos de sostenibilidad al régimen de bienestar, pero también de reparto de responsabilidades, de integración de la inmigración y de justicia social.

Esta solución informal parece contribuir a resolver la crisis de los cuidados en el corto plazo, pero pone en entredicho el desarrollo de un sistema normalizado y profesionalizado de atención a la dependencia. Así, el surgimiento de un mercado informal del cuidado, básicamente cubierto con mano de obra inmigrante femenina, plantea retos de sostenibilidad al sistema de bienestar, pero también de reparto de responsabilidades, de integración de la inmigración y de justicia social.

Ya es tiempo de que el trabajo de cuidados adquiera una dimensión política y posicionarse dentro de la agenda del estado español teniendo en cuenta que, según las proyecciones de la población en España, para el año 2050 la cifra de personas mayores ascenderá a más de 16 millones, es decir, el 42.4% de la población total, casi el doble que la actual. De ellas, 7 millones serán octogenarias.

Este envejecimiento progresivo de la sociedad española, además de las personas que ya de por sí requieren de cuidados cotidianos (la niñez, la población enferma…) hace necesario reflexionar respecto a cuál será la forma que permitirá, en un futuro próximo, garantizar el CUIDADO de las personas en especial de aquellas que necesitan ser CUIDADAS. No podemos dejar de pensar en que los cuidados han sido considerados responsabilidad exclusiva de los hogares y dentro de los hogares, responsabilidad de las mujeres. 

Fotografía: Salgado Alban


Fotografía: Salgado Alban


Por ello, nuestro llamado hoy, día de la mujer trabajadora del hogar y los cuidados exigimos una vez más:

1. La ratificación del Estado Español al convenio 189 de la OIT “Trabajo decente para trabajadores y trabajadoras y domésticas”

2. Que aplique al empleo de hogar el Estatuto de los Trabajadores para que tengamos:

3. Derecho a la Prestación por Desempleo

4. Derecho a la creación de un fondo de garantía salarial

5. Igualdad de derechos en la Seguridad Social con el resto de personas trabajadoras

6. La eliminación del régimen de interna, así como el despido por desistimiento

7. Inspecciones de trabajo más eficaces que constaten nuestras condiciones de trabajo.

8. Ejercicio real del derecho a la sindicalización y a un convenio colectivo que regule las características de nuestro trabajo.

9. Protección efectiva frente a toda forma de acoso, abuso y violencia en el trabajo. 

10. Fin de los descuentos abusivos en el salario por la manutención y el alojamiento (salario en especie). 

11. Garantía de condiciones de seguridad y salud en el trabajo. Determinar y prevenir los riesgos laborales. En definitiva, inclusión en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

12. Protección real frente a los abusos de las agencias de colocación e intermediación laboral: prohibición de actuar sin licencia, inspección de su funcionamiento. 

Trabajo de Hogar Digno para TODAS TODAS

Desde la lástima NADA, desde la DIGNIDAD TODO

PORQUE SIN NOSOTRAS ¡NO SE MUEVE EL MUNDO!

Firmantes

Territorio Doméstico , SEDOAC Soy Trabajadora Doméstica ¿Y?., Mujeres que Crean, APAMUAC, Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en España, Cooperativa Las Victorias, Cooperativa Abierto Hasta el Amanecer, USO Madrid (+firmas)

Fotografía: Salgado Alban


Deja un comentario