DETRÁS DEL DERRUMBE HAY MUCHAS HISTORIAS Y VIDAS

El pasado miércoles 19 de agosto, Madrid vuelve a ser el punto de mira con el derrumbe de otro edificio.

 

Ubicado en la calle Amalia 1 esquina con Bravo Murillo, barrio de Tetuán, hace cuestionar las inspecciones técnicas realizadas por profesionales que se hacen cada 10 años para la conservación de los inmuebles más antiguos de Madrid.

Una de las posibles causas que pudo llevar a este desafortunado desenlace es la eliminación de un pilar que sostenía el peso de la fachada, dicha eliminación pudo haberse hecho en obras posteriores al levantamiento del edificio.

12 Familias, 43 vecinos en los que están 3 bebés, son las que hoy se ven sin casa, familias de inmigrantes que en cuestión de minutos se quedaron sin nada, incluso muchos de ellos sin poder sacar sus documentos puesto que al llegar los bomberos vieron que era un fallo de la estructura y por seguridad desalojaron el inmueble que minutos después empezaba a caer.

Muchas de estas familias han sido ubicadas en un hotel pagado por el ayuntamiento, aunque  se preguntan: ¿Qué pasará ahora?, sobre todo el inmigrante que acababa de reformar su piso y que aún lo está pagando.

 

Texto: Soledad Lalama/fotos: Salgado Albán.

VER MÁS FOTOS..

 

Deja un comentario