DEVOCIÓN DE LA MITAD DEL MUNDO.

El pasado sábado, las calles de Getafe (Localidad Madrileña), vestía sus 

El pasado sábado, las calles de Getafe (Localidad Madrileña), vestía sus calles de diablumas, danzantes y ecuatorianos que acompañaban a la virgen del Quinche, en su VIII homenaje.

Madrid es la comunidad española, donde viven el colectivo más grande de inmigrantes ecuatorianos, y con ellos viven sus tradiciones, su cultura y su devoción.

Y en este caso la Hermandad Ntra Sra. de la Presentación del Quinche, en conjunto con varias organizaciones de inmigrantes  ecuatorianos, como la Red Iberoamericana, entre otras, se reúnen para vivir una fiesta llena de devoción, ilusión y  esperanza. 

La situación económica que vive la capital española cada vez se agudiza y es en estos casos es donde se vive más, este tipo de celebraciones, y más a esta virgen ecuatoriana  a quién se le atribuye muchos milagros, incluso el milagro que le hizo al propio creador de su esbelta figura.

Esta imagen da visibilidad a miles de ecuatorianos que residen en España y que útilmente este conglomerado se ha visto disminuido por la falta de salidas laborales en el país europeo, el retorno de miles de ellos y el  nuevo emprendimiento migratorio hacia otros destinos más cotizados. Hace que sus tradiciones vayan desapareciendo o siendo cada vez menos concurridas, pero aún así, estas cofradías hacen esfuerzos innumerables para que no se pierdan también su devoción. 

El origen “Quinche”, significa Quin (Sol) y Chi (Monte) proveniente  de la lengua Maya Cakchiquel, según la aportación de Manuel Moreno Mora, “Quinche” significaría “Monte de Sol”.

Esta figura fue tallada en el siglo XVI, por el artista y arquitecto Diego de Robles, quien la  esculpió para una localidad, bajo pedido, que no era el Quinche, pero estos pobladores al no poder pagar, el escultor se marcho junto a su imagen. 

La imagen recorre hasta llegar a Oyacachi, una comunidad indígena que asocio esta imagen con la de una mujer que les ayuda a librarse de una plaga de osos, desde ese momento, le guardaron culto a esta figura. Que posteriormente se traslado al Quinche.

El Santuario de esta virgen, tiene la capacidad para albergar más de 4.500 personas en su interior, se ha convertido en un ir y venir de feligreses, que imploran y piden diferentes milagros a esta figura.

Esta imagen también se la conoce como “La Virgen de las Peñas”, los fieles suelen emprender su caminata desde cuatro puntos estratégicos, cerca de la capital de Ecuador como son; Calderón, Tumbaco, Cayambe y Sangolquí. 

Una imagen que reúne a miles de fieles, en busca de esperanzas y bendiciones, sobre todo en España, donde la esperanza se ha tornado de otro color.

texto:Sandra Negron/ fotos: Salgado Alban.

VER MAS FOTOS..

 

Deja un comentario