“FUNDACIÓN VISTA PARA TODOS” Sigue creciendo, 26 Años de ayuda social

Fotografías : Salgado Alban-Mli


La solidaridad es parte importante en la vida del ser humano y un gran ejemplo, es el fundador  y presidente de la  “Fundación Vista Para Todos” Diego Benítez, una persona sencilla, humilde, que dedica su tiempo a trabajar por los más necesitados. Con su tesón y mucho trabajo lleva la responsabilidad de la fundación 26 años, sirviendo a los más desfavorecidos de la colectividad ecuatoriana.

Benítez, nació en la capital del Ecuador, Quito, su formación superior la desarrolló en la universidad Técnica Equinoccial, obteniendo el título  en Recursos Humanos. Se involucró en la ayuda social desde muy joven, fue cuando creó la fundación “Vista Para Todos”. Para continuar con este proyecto cuenta con todo el apoyo de su familia, su esposa e hijos se unen a este trabajo solidario, son la base para que la fundación siga creciendo.

¿Cómo se involucra en el tema del voluntariado?

Una vez que egresé de la universidad, comencé a trabajar en una clínica y poco a poco me fui involucrando; un grupo de amigos estudiantes de medicina hacían voluntariado y empezamos a cooperar en el barrio y vimos la necesidad de crear una institución y constituimos la  “Fundación Vista Para Todos” la cual  fue legalizada por el Ministerio de Salud Pública, mediante  el Acuerdo Ministerial 2948.

¿Por qué lleva este nombre “Fundación Vista Para Todos”?

Porque nosotros iniciamos haciendo campañas de oftalmología, optometría, en Quito y luego ampliamos al resto del país. Tuve la oportunidad de administrar una clínica oftalmológica que funcionaba en Santo Domingo de los Colorados, ahora Santo Domingo de los Tsáchilas, y fue así como me involucré en la oftalmología.

¿Qué se siente cooperar tantos años en la fundación?

Pienso que cuando se ama lo que se hace no existe el cansancio, por el contrario, es estar abierto a ayudar, la fundación está creciendo gracias a la confianza de la población ecuatoriana, hace 26 años que inició la fundación y ya está dando sus resultados gracias a Dios; sin la ayuda del gobierno nacional ni extranjero, soy un convencido de la autogestión, hemos logrado tener dos grandes hospitales oftalmológicos, uno en la ciudad de Quito en la calle Gaspar de Villarroel y Mariano Jimbo y otro en Santo Domingo de los Tsáchilas, en donde se realizan las cirugías y se coordina todas las actividades en la costa, tenemos 61 centros médicos oftalmológicos distribuidos en todo el país el cual nos permite hacer más proyectos, anteriormente estaba todo centralizado en la capital, ahora ya podemos distribuir a todas las provincias y éstas a su vez hacen lo propio en sus cantones y parroquias.

Usted viaja mucho ¿cuál es la razón de estos viajes?

Los viajes son fundamentalmente para estar actualizados en el área de oftalmología, la institución que más pacientes atiende en esta área es la fundación, son 1200 pacientes diarios que atendemos; tratamos de estar a la vanguardia tanto en el equipamiento para la elaboración de lentes, el equipamiento para consultorios y para cirugía.  Asisto a invitaciones que  recibo  de compatriotas que residen en distintas partes del mundo, es enriquecedor  poder compartir con los migrantes,  nos hace feliz saber que hay ecuatorianos que han destacado y nos apena conocer que también hay compatriotas que la crisis les ha afectado, la migración ha sido dura, y creo que ningún dinero del mundo justifica dejar a los hijos en el Ecuador,  los ecuatorianos tienen que pensar dos veces antes de salir del país.

Una de sus actividades es la fundación, ¿tiene otras responsabilidades?

Realizo varias actividades, tengo algunas farmacias en la ciudad de Quito, bienes raíces, pero el 90 por ciento de mi tiempo lo dedico a la fundación; puedo estar a las 6h30 de la mañana, si estamos realizando alguna campaña y terminar a las 23h00, hemos entregado 43000 sillas de ruedas, cuando donas una silla de ruedas a una persona con parálisis cerebral, con una sonrisa nos dice ¡gracias, Dios le pague! es lo que nos motiva a seguir trabajando, adoro lo que hago y ojalá la fundación dure 26 años más.

Además de entregar gafas, ¿qué otras donaciones realizan?

El proyecto de las sillas de ruedas, nació con la donación de 160 sillas que hizo la embajada de Japón, ésta detectó que los ministerios del gobierno ecuatoriano hace 15 años atrás vendían las sillas que ellos habían donando, fue cuando nos pidieron que entreguemos las sillas, nosotros no sabíamos nada del manejo de sillas de ruedas, hicimos un llamamiento público y tuvimos miles de solicitudes.

Hay que destacar el trabajo del ex vicepresidente Lenín Moreno (actual presidente), hizo una gran labor, visibilizo a muchas personas que necesitaban ayuda técnica y con ese trabajo que realizó, se entregaron 7200 sillas en su administración, la fundación ha entregado 43000 sillas de ruedas, eso anima a seguir ampliando los proyectos, iniciamos un proyecto de entrega de audífonos, en la actualidad hemos entregando 16 000 audífonos y tenemos miles de solicitudes, hemos ido encaminando nuestro trabajo para el beneficio de los niños y las personas de la tercera edad. Todos los años realizamos un proyecto navideño en donde repartimos más de 50000 fundas de caramelos y juguetes, este año estamos enfocados en la provincia de Cotopaxi,  pero vamos a dedicar nuestro esfuerzo en la costa y el oriente, intentamos estar en todos los lugares.

¿Cómo se siente cuando ve a las personas con sus sillas de ruedas?

Anteriormente no se visibilizaba a estas personas, se las ocultaba en el cuarto de fondo por vergüenza familiar, pero gracias a Dios se ha hecho conciencia, cuando entrego una silla de ruedas lo primero que hago es un compromiso; no tiene costo económico, sino moral, se pide a los familiares que saquen a los pacientes a que tomen el sol, que visiten a vecinos, que salgan al parque  una hora diaria, ese es el convenio cuando entregamos la silla de ruedas.

¿Cómo se puede poner en contacto con la fundación para poder realizar estas jornadas de solidaridad?

Ahora es mucho más sencillo, hay que acercarse a cualquier sucursal de la fundación y solicitar la ayuda técnica que necesiten, porque no sólo se trata de las sillas de ruedas, hay más elementos como bastones, andadores, asimismo en el proyecto de audífonos acercarse a nuestra matriz ubicada en Gaspar de Villarroel y Mariano Jimbo al telf  352017, estaremos gustosos de recibir su pedido,  en un plazo no mayor a 72 horas, tienen su pedido, tratamos de simplificar todos los trámites, inclusive la solicitud la rellenamos nosotros.

¿Qué requisitos solicitan para poder contribuir con esta ayuda?

La copia de la cédula, una foto, certificado médico que indique el problema tiene para ver que tipo de silla necesita el paciente.

¿Qué les diría usted a las personas que quieran colaborar?

Nosotros tenemos un grupo de voluntariado en varias provincias, se llama el voluntariado “Más Visión” de la fundación, son personas que detectan las necesidades que hay en su sector y ellos a su vez nos ayudan con el administrador de la provincia y hacen el trabajo en conjunto, cuanto más voluntarios se tenga más fácil van a ser las cosas, pienso que el ecuatoriano de nacimiento es solidario, lo importante es tratar de unirnos no perder los principios morales que nos enseñaron nuestros padres, abuelitos, se están perdiendo muchas cualidades que tenemos los ecuatorianos, he tenido la posibilidad  viajar y conocer a muchos ecuatorianos en diferentes países y creo que lo más importante es la unión, lo que debe primordial y estar en la cabeza de los ecuatorianos es el amarillo azul y rojo de la bandera del Ecuador, somos ecuatorianos y lo único que nos va a permitir dar pasos sólidos y crecer como ciudadanos como migrantes es uniéndonos y el llamado que les hago, olvidémonos de los partidos políticos, los partidos políticos no deberían estar en las asociaciones, en los comités cívicos, deberían  ser personas neutrales.

¿Qué planes para el futuro tiene la fundación?

El plan más inmediato es crear una fábrica de armazones en el país, esto nos va a permitir tener modelos exclusivos, estamos trabajando en el modelo digital, y para dentro de dos años queremos construir nuestro primer hospital pediátrico oftalmológico.

Además de prestar diversos servicios en la salud, la fundación cuenta con tres centros de capacitación, ¿qué otra función tienen?

Los centros de capacitación de la fundación “Vista Para Todos”, sirve para capacitar a todo el personal de la fundación, primero construimos un centro en Tonsupa-Esmeraldas,  está muy cerca de la playa, lo hicimos allí, porque conocíamos a personas que cuidaban de niños en las guarderías que no conocían la playa, lo hicimos pensando en ellos, que tengan la oportunidad de poder disfrutar de la playa, además hemos podido dar alojamiento a estudiantes de escuelas, colegios y universidades. El segundo centro en Cotacachi-Imbabura y por último  en Pedro Vicente Maldonado-Pichincha, son lugares muy lindos para descansar, me encantaría que la comunidad ecuatoriana que reside en España, que se pongan en contacto y nos pidan las instalaciones, no tiene ningún costo, damos toda la información y estaremos gustosos de recibirlos, en Europa hay sitios maravillosos, pero nuestro país tiene riquezas naturales, nuestras instalaciones cuentan con todo el confort.

Un mensaje para los jóvenes para que se animen a participar en las obras sociales.

La solidaridad no es dar lo que nos sobra, es compartir lo que tenemos, si desde la casa tomamos un poquito de conciencia, demos la ropa en buen estado que no utilicemos y vamos con nuestros hijos a las guarderías, visitemos a los asilos de ancianos, enseñemos a nuestros hijos, los jóvenes pueden hacer muchísimas cosas, nosotros tuvimos 300 jóvenes en la última entrega masiva que hicimos en la plaza de San Francisco, ayudaron a armar y empujar las sillas, hay mucho que hacer, y la satisfacción que le queda a uno en el  corazón es única, los ecuatorianos somos 5 estrellas pero con determinación y unión.

Deja un comentario