Hola, mi nombre es Hugo Ortuño, ¡y soy un sobreviviente de cáncer!

Fotografías: Salgado Alban-Mli.


Hoy, tras la evaluación oncológica, el médico me ha dado mi alta médica definitiva y me ha enviado a remisión. ¡He derrotado al cáncer tras una intensa lucha que me arrebató todo! Después de 27 sesiones de quimioterapia, cuatro esquemas diferentes de drogas, una cirugía, casi tres años detenido en todos los aspectos (emocional, profesional y físico), cientos de pinchazos, decenas de tomografías, terribles efectos secundarios, un cuadro depresivo severo, ansiedad, insomnio, pocas ganas de vivir y un sinfín de cosas más, hoy, estoy más lleno de energía que nunca.

Esta noticia ha llegado, no quepo de felicidad, de energía, de emoción, lloro por todo lo que se ha quedado atrás, lloro por éste día tan maravilloso con esta espectacular noticia, lloro de agradecimiento por todos y cada de ustedes que siempre me ayudaron de alguna u otra forma y jamás me dejaron solo, lloro por sentirme vivo, lloro porque a partir de ahora podré retomar mi vida por completo, mi trabajo, mis sueños.

Hoy, he abrazado al oncólogo y le he dado un abrazo sincero y lleno de agradecimiento, al equipo médico, a las enfermeras que irradiaban felicidad por la noticia, recepcionistas y demás trabajadores de la Unidad de Oncología me han felicitado. Gracias de corazón a todos y cada uno de los involucrados en ayudarme, en apoyarme, en ser solidarios y estar de la mano conmigo en ésta dura batalla. Hoy,  hemos ganado y jamás podré terminar de expresar lo que ha significado para mí toda su ayuda incondicional.

Gracias a ustedes estoy aquí,  he superado miles de obstáculos económicos y adversidades en mi salud;  hoy puedo volver a sonreír y volver a soñar. ¡Gracias! ¿Qué sigue? Cuidarme, rehabilitarme, dejar que los músculos se regeneren tras la operación y ver al oncólogo en seis meses. A partir de ahora y durante los próximos cinco años tendré controles cada seis meses, después serán controles anuales de por vida esperando que el cáncer jamás regrese.

¡ÉSTA SEGUNDA OPORTUNIDAD DE VIDA SE LAS DEBO A TODOS Y CADA UNO DE USTEDES Y JAMÁS PODRÉ PAGARLES LO QUE HAN HECHO POR MÍ Y MI SALUD! ¡GRACIAS, MIL GRACIAS!

Deja un comentario