JEFFERSON PÉREZ NOS VISITA EN MADRID CON SU NUEVO PROYECTO

Fotos: Salgado Alban-Mli.


Jefferson Pérez, la máxima figura del deporte ecuatoriano, un deportista olímpico que tiene bien merecido su espacio en los libros de historia del deporte en Ecuador, Pérez, nacido en un barrio tradicional de la ciudad de Cuenca, en un hogar humilde y con algunas carencias económicas que incluso lo llevaron a compaginar sus estudios con tareas para apoyar en su hogar. Pese a todo Jefferson Pérez ganó su primera medalla los 17 años, se especializó en marcha atlética y es el único ecuatoriano en ganar medallas de oro en los juegos olímpicos. 

Sabemos que su niñez no fue fácil, ¿Cómo impactó eso en su vida?

Tuve la inmensa suerte de crecer en medio de limitaciones económicas, pero nunca en medio de limitaciones emocionales, siempre con un nivel de creatividad extremadamente alto y con una gran libertad, recorriendo  por parques, ríos. Fue así que me encontré con el deporte me di cuenta que dios me había dado un talento como para intentar ser el mejor del mundo, tuve la suerte de ganar las dos únicas medallas olímpicas que tiene Ecuador y luego ganamos alrededor de ocho campeonatos del mundo en atletismo. Fue una época realmente interesante en la cual entendí que paralelamente al deporte necesitaba ir a la universidad, terminé mis estudios universitarios en administración, hice un par de maestrías en Ecuador y en España. 

El deporte me enseñó otros valores como son la honestidad, el trabajo en equipo, el respeto, los análisis de riesgo y todo esto me llevó a ponerlo en práctica en otros proyectos basados en esos mismos principios y valores.

He leído en alguna entrevista que le hicieron hace algún tiempo que “la fama es como una llave que uno decide cómo usar”. ¿Cómo ha usado usted esa llave?

Tuve la suerte gigantesca de que cuando fui medallista olímpico me dieron becas para estudiar y luego con mis estudios universitarios se abrieron aún más puertas e hice mis estudios de postgrado, entonces, yo diría que el deporte cuando llegas a un alto rendimiento y obtienes buenos resultados puede convertirse en una llave de oportunidades,  ahora las oportunidades que decides tú tomar es de acuerdo a tu esfuerzo y tu compromiso. En mi caso lo que intenté fue tomar las oportunidades de la educación.

¿Cómo es cargar con el “peso” de ser la máxima figura del deporte ecuatoriano, reconocido y muy respetado en el Ecuador?

He tenido la suerte de rodearme de amigos que me permiten entender los entornos así como los desafíos que día a día necesitamos enfrentar, por otra parte también es necesario dar gracias a Dios por los talentos que te ha dado, por tener pan en la mesa, por la salud que tienes. A veces nos preocupamos más del coche que de la salud, nos preocupamos cuando el coche no tiene gasolina, cuando las ruedas están mal, los frenos, pero no nos preocupamos de ir al médico. No esperemos a estar enfermos para ir al médico hay que ser prevenido, sale más económico ir antes.

¿Qué les diría a las personas que empiezan ahora en el deporte?

Que el deporte es un complemento para la formación de la vida extraordinario, estupendo, hay que mirar al deporte como a aquel libro que todos tus maestros te piden que leas, ese libro que te gustaría leer. El deporte es esa actividad complementaria que te va a servir para cuando seas mayor porque en él lo que vas a aprender es constancia, perseverancia, honestidad, compañerismo, respeto y todo eso te va a servir para las futuras actividades profesionales.

En 2008 se retiró  de la competición, ¿A qué se dedica ahora Jefferson Pérez?Efectivamente a partir del 2008 me retiré, sin embargo desde inicios desde 2004 inicié con algunos proyectos empresariales. Tenemos el tema de una empresa de construcciones, una radio en Ecuador, una empresa de eventos deportivos, la Fundación Jefferson Pérez. Entonces cuando yo me retiré en 2008 ya tenía muchas ocupaciones en otras plataformas.

Justamente uno de los proyectos que tenemos ahora con el tema de la constructora, se llama Torres de Luca  que es un edificio de departamentos en la ciudad de Cuenca, una de las ciudades que ha recibido premios por ser catalogada una de las mejores del mundo para vivir.

Antes de adentrarnos en su faceta de empresario, hace poco vivimos en Ecuador la terrible tragedia del terremoto. ¿Cómo la vivió ?

La mayoría del país lo sentimos, aunque se dio en la zona de Esmeraldas, el efecto sísmico llegó a casi todo el país. Luego de eso, ver los damnificados de la tragedia. Lo que hay que resaltar de toda esta situación frente a la tragedia es el principio de solidaridad. La sociedad civil se movió de una manera inmediata, no necesitamos que nos hagan un llamado a la solidaridad, nunca esperamos que se genere un teletón. Fuimos movidos por nuestro espíritu de solidaridad ecuatoriano.

De manera inmediata se comenzaron a recibir donaciones, fue tan inmediata la reacción que las autoridades tuvieron que frenar un poco la llegada de voluntarios a la zona del desastre, porque los voluntarios estaban más bien utilizando recursos que necesitaban los damnificados como el agua, los alimentos, los servicios básicos. Creo que a pesar de que nos tocó en una curva económica, el ecuatoriano desde el más pudiente hasta el menos favorecido económicamente  demostró ese nivel tan alto  de solidaridad.

Entramos en otra de sus facetas, tiene una fundación, la Fundación Jefferson Pérez, ¿A qué se dedica?

La Fundación empezó hace 10 años con el objetivo principal de la erradicación del trabajo infantil, dentro de este proyecto hicimos también el tema de la Educación acelerada, reconocida por el Ministerio de Educación,  la cual consiste en que personas mayores de 25 años que no han terminado la secundaria,  puedan ir los sábados a recibir clases y después de un periodo de 1 año se pueden graduar, el gobierno actual continúa  con este proyecto, por lo que estoy muy contento.

En el tema de la erradicación del trabajo infantil, el gobierno ecuatoriano en el año 2016 ha declarado a Ecuador totalmente libre de trabajo infantil y estamos muy orgullosos ya que nosotros aportamos con eso, pues  logramos que  nuestros  niños no dejen de estudiar, salgan de las calles y que entiendan que su obligación es estudiar y aprender cosas de la vida, más no trabajar. Ahora básicamente la fundación se dedica a acciones de desarrollo integral para los niños en su tiempo libre para que después de clases puedan hacer actividades culturales, gastronómicas, artísticas, deportivas.

Hace unos días se celebró el Primer Festival Euroecuatoriano en Madrid, ¿De qué trató este evento?

La marca Ecuaviviendas es nuestro aliado estratégico aquí en Madrid y por medio de este festival se dio la información de este proyecto que tenemos en la ciudad de Cuenca, llamado Torres de Luca, un proyecto de dos torres. Lo que nos trajo fue la preocupación de que en los últimos años ha habido muchos escándalos de fraude, de empresas fantasmas que toman recursos de los migrantes y desaparecen. Lo que brindamos es el respaldo de sus inversiones ofreciéndoles un producto de alta calidad, de alta rentabilidad en el futuro.

Se ha terminado la primera fase que es el primer bloque que se entregó  en el mes de octubre de 2015 y el segundo bloque se entrega en diciembre de este año.

Los ecuatorianos que quieran adquirir su vivienda pueden acceder a la página web www.torresdeluca.com, allí van a ver la distribución de los departamentos, el tamaño y para que tengan una referencia nuestros departamentos son con arquitectura cuencana pero con alta tecnología por lo tanto todo el tema de ingreso es digital, ascensores individuales en cada torre, instalaciones eléctricas adecuadas para las hornillas de inducción que es lo que el gobierno está exigiendo en Ecuador , en el tema antisísmico cumple con las leyes y normas. Con respecto al coste de las viviendas todo depende del tamaño pero para hacerse una idea es aproximadamente 1000 dólares el metro cuadrado.

Lo que pretendemos es que sea una inversión para toda la vida, que sean conscientes de que la inversión que están haciendo pasará a futuras generaciones para que sus hijos puedan heredar algo.

VER MÁS FOTOS…

Deja un comentario