DE LA ILUSIÓN POR AYUDAR NACE UN GRAN PROYECTO SOLIDARIO

Texto:Pamela Barahona/fotos: Salgado Alba-Mli.

Ana Paredes, estudiante de Derecho de la Universidad Complutense, nunca imaginó, que de su ilusión por ayudar a su gente en Ecuador, naciera un gran proyecto como el que está llevando.

Comenta, que unos días después de que su país temblase, un amigo desde allí le informó que las cosas no estaban marchando bien y que la ayuda que tanto se necesitaba no estaba llegando, por lo que le pedía que hiciese algo. Fue entonces, cuando habló con dos compañeros suyos, Denis Samaniego y Santiago Espinosa, quienes colaboraron sin dudar, para iniciar el pequeño proyecto que en principio imaginaron.

 Por su parte, Denis afirma tener familiares en la zona afectada, los que afortunadamente no sufrieron daños físicos. “A mis familiares les permiten entrar a sus viviendas solamente por unos minutos al día para que recojan cosas imprescindibles, pero por precaución, tienen que permanecer en los albergues", apunta.

La gran implicación de sus compañeros desde que se enteraron, tanto para ayudar en la recogida como para donar objetos, hizo que estos tres estudiantes iniciaran los pasos pertinentes para organizar y llegar a más personas, ya que como comenta Ana, muchas no saben cómo pueden ayudar.

Los docentes de su facultad, desde que se lo comunicaron, permitieron que se fuese explicando la iniciativa por las clases, y habilitaron un punto de recogida que pusieron a su disposición, además de un almacén para que pudiesen guardar lo recaudado. Incluso, una empresa de comida rápida, Nostrum Moncloa, se volcó con estos alumnos y aparte de donar material para niños, tiendas de campaña, pilas, entre otras cosas, les ha llevado comida para que pasasen allí durante las horas establecidas de recogida. 

"Es tal la solidaridad de la gente que se enteró por medio de redes sociales y por el boca a boca, que se ha logrado recaudar, ropa, zapatos, alimentos, material de higiene personal, comida para animales, medicamentos, y un sin fin de cosas, lo que se agradece", dice Ana. 

Respecto al traslado del material hasta las zonas afectadas, Santiago Espinosa, fue el encargado de contactar con la Embajada de Ecuador para que esto se pueda realizar por medio de dicha institución. Esta iniciativa muestra, que todo lo que uno imagina, sobre todo si es en beneficio de quienes lo necesitan, se puede lograr. Entonces ¿por qué no nos dedicamos a imaginar durante más tiempo?.

VER MÁS FOTOS…

 

Deja un comentario