LA PASION VIVIENTE.

Chinchón, municipio al sureste de Madrid es un año más un atractivo turístico debido a la representación viviente de  “La pasión de Chinchón”.

El sábado santo fue el día elegido para llevar a cabo esta caracterización  que es la culminación de las distintas celebraciones a lo largo de la semana santa.

La pasión , que da inicio al anochecer, es una de las fechas del año donde Chinchón recibe mayor afluencia de visitantes. Y es que esta celebración fue declarada de interés turístico nacional en al año 1980 por el ministerio de comercio y turismo. El acto  está formado por 8 escenas que se realizan en los aledaños de la plaza mayor del municipio, y narran los diferentes episodios evangélicos vividos por Jesucristo entre la última cena, la crucifixión y muerte. Son los propios vecinos los encargados de llevarla a cabo, aproximadamente 250 personas participan de manera desinteresada.

 

Esta caracterización es una de las más famosas de la Comunidad y la más antigua ya que se empezó a realizar en el año 1963, bajo la iniciativa del sacerdote del pueblo Luis Lezama. El acto comienza en uno de los balcones del Ayuntamiento, donde tiene lugar la última cena. Y termina con uno de los momentos más esperados por los visitantes, la resurrección, que  tienen lugar en la iglesia de la Asunción.  Esta celebración es el broche de oro para una semana santa cargada de fervor religioso, en la que las procesiones también adquieren protagonismo.

texto: Stefania Lema/fotos:Salgado Alban.

VER MAS FOTOS…

Deja un comentario