Entre la tradición y la leyenda | DIABLOS DE LUZON

Fotografías: Mauricio Vinueza/Salgado Alban-Mli.


Volvemos a la población de Luzon en la provincia de Guadalajara, cuatro años después desde nuestra última visita, con muchas ganas de ver nuevamente a sus diablos. Esta tradición que se celebra anualmente durante el carnaval. Sin embargo, en esta ocasión, la fiesta cambió de fecha debido a las fuertes nevadas en la región que impedían llegar a este poblado que se encuentra a una hora y treinta minutos aproximadamente desde Madrid siguiendo la carretera A2.

Llegamos muy temprano y empezamos a recorrer sus estrechas calles, en busca del lugar donde los habitantes del pueblo se visten y preparan sus trajes para convertirse en los Diablos de Luzon. Encontramos en este intento, el único bar abierto en la plaza del pueblo, que nos brindó refugio del frío.
Con los visitantes y gente del pueblo que son 72 empadronados, la fiesta daría inicio a las cinco de la tarde. Fuimos hasta una nave donde nos indicaron que allí sería el lugar donde las personas se preparaban para dar vida al personaje del Diablo de Luzon. Encontramos a niños, mujeres y hombres vistiéndose, con túnicas negras y se pintaban la cara con aceite y hollín. Usaban también unos cuernos largos y patatas como dentadura.

Al ritmo de la música, salieron los diablos por el campo, persiguiendo al público con sus saltos y bailes.
Los cencerros (pequeñas campanas) llenaron de ruidos estas callejuelas, las Mascaritas (personaje típico) aparecen de manera sorpresiva, para luego quedarse quietas y contemplar el paso de los diablos, ya que es su fiesta.

La fiesta de Los Diablos de Luzon es una tradición que ha pasado de generación en generación, pero la gente local, nos confiesa que desconocen si esta celebración es su verdadero origen, que data del siglo XIV.
Se dejó de festejar por la migración de los pobladores rurales a la ciudad y la censura de la dictadura franquista, que, según su régimen, estas expresiones culturales eran paganas y sus personajes representaban la degeneración y la tentación carnal.



MIRA TODA LA GALERÍA FOTOGRÁFICA /Aquí Galería al completo

Deja un comentario