LAS CALLES DE MADRID SE TIÑEN DE VERDE EN PRO DE UNA EDUCACIÓN PÚBLICA DE CALIDAD 


El 23 de octubre se abrió paso en las calles de Madrid, la marea verde, formada por el conjunto de organizaciones, asambleas de profesores y sindicatos que luchan por una educación pública de calidad y rechazan los recortes en este ámbito.

 

La política educativa del gobierno sigue siendo su objetivo. La marcha tuvo comienzo a las 18:30 horas desde Neptuno, para acabar finalmente frente al Ministerio de Educación, sobre las 20 horas. Al grito de “Wert dimisión”, los manifestantes mostraban su rechazo total a las decisiones tomadas por el ministro de educación en cuanto a la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). 

 

La protesta, que tiene ya dos años de trayectoria, volvió a las calles con motivo de la reciente aprobación de la Ley Wert, hace dos semanas por el Congreso de los Diputados. La Ley fue aprobada solamente con los votos del PP, a pesar de la oposición  de todos los grupos políticos y la comunidad educativa. La normativa, para su aprobación definitiva, todavía debe dirigirse al Senado y nuevamente al Parlamento. Se espera que para finales de año, ya pudiese estar implantada. 

 

Otros puntos a tener en cuenta, y consecuencias que trae consigo esta nueva Ley, son la segregación. Se da paso a la división de los alumnos por criterios de nivel y aptitudes. Otro punto a destacar es, la desaparición de la polémica asignatura implantada en su día “Educación para la Ciudadanía”, la cual es reemplaza por “Educación en Valores” y por otra parte, la materia de Religión pasa a ser evaluable para la concesión de becas. En cuanto a éstas últimas, el nuevo decreto de la Ley LOMCE, endurece los requisitos para optar a una beca, siendo el 6,5 la nota mínima que se debe obtener para aspirar a la mayoría de becas y ayudas. En cuanto a selectividad, la nota mínima para estar exento del pago de matrícula del primer curso universitario es 5,5.

  

La marea verde continúa luchando por causas que rechazan por completo y que entraña esta Ley. Otro cambio que introduce la normativa es en cuanto a la subida de tasas, puesto que en su contenido se establece un precio mínimo para la matrícula que las comunidades autónomas pueden ampliar hasta unos máximos prefijados. De momento, la Comunidad de Madrid encabeza esta subida, con un aumento en el precio de matrícula de un 65% en dos años. Los recortes, por su parte, son palpables en lo referente a los comedores y los libros de texto. Sin pasar por alto la evidente reducción de plantilla en el profesorado, papel clave en la comunidad educativa, dejando cifras como 25.000 profesores menos, frente a 80.000 alumnos más, lo cual según aseguran las organizaciones que forman parte de este colectivo, desemboca en una merma de la calidad de la enseñanza.

 

texto:Patricia Iglesias./fotos:Salgado Albán.

 

VER MÁS FOTOS…

 

 

Deja un comentario