¿LAS PANDILLAS EL GRAN PROBLEMA DE LA SOCIEDAD?

“Decidí trabajar el tema de las pandillas, la violencia en general porque es uno de los fenómenos que más sufrimiento está causando en la población salvadoreña y  centroamericana”.

Texto: Viviana Quisilema/Fotos: Mauricio Vinueza-Mli.


Desde la década de los sesenta ha habido una problemática que ha acompañado a los jóvenes latinos, el problema de las bandas o pandillas que se han ido creando y que lamentablemente en algunos países, como en el caso de El Salvador, ha crecido de manera descontrolada cada año.

Siempre hemos querido conocer el ¿Por qué? ¿Cuándo? o ¿Dónde? nacieron estas pandillas y para poder responder a esas preguntas nos acercamos a la librería “Traficantes de Sueños” donde pudimos escuchar al autor del libro “Ver, Oír y Callar: Un año con la Mara Salvatrucha 13” Juan José Martínez D’Aubussion. La Mara Salvatrucha 13 es una de las bandas más peligrosas del mundo y lamentablemente tiene tomado casi todo El Salvador.

Cuál fue el motivo para escribir sobre este tema?, “Decidí trabajar el tema de las pandillas, la violencia en general porque es uno de los fenómenos que más sufrimiento está causando en la población salvadoreña y  centroamericana, porque este es el último eslabón de una serie de procesos sociales que de alguna manera explican nuestra sociedad”, él se adentró en una de las clicas (células) para dar a conocer una perspectiva de la Mara desde el interior.

Le preguntamos si en algún momento en la posición que estaba llegó a temer por su vida y nos respondió “En El Salvador, en general, todos estamos un poco acostumbrados a  temer por nuestra vida. Personalmente no me gusta ponerme en la situación del académico valiente que arriesgó su vida porque me parece irrespetuoso con la gente que vive en los barrios todos los días, hay madres, ancianos, niños que arriesgan su vida diariamente. Yo, en cambio, me metí porque quise. Qué si llegue a temer por mi vida?, sí, pero es irrelevante porque todos tememos por la vida”.

Durante la presentación del libro una de las cosas que dejó claras Juan José fue  “Las pandillas son el reflejo vivo de la sociedad en la que se inoculan y cómo ellos la representan”, por eso la Mara Salvatrucha es una de las más sanguinarias porque nació de la mano de jóvenes que emigraron a Estados Unidos habiendo huido de una de las etapas más tenebrosas y escalofriantes del país centroamericano. 

Habló también sobre la salida de las pandillas y en el caso de El Salvador los únicos que han sido capaces de cambiar la vida de las personas fueron las pequeñas iglesias.

MLI ¿Cuál sería la forma más adecuada y conveniente para ayudar a aquellos jóvenes que en El Salvador sólo tienen dos opciones o te unes o te mueres?

“Yo creo que deberíamos hacer una máquina del tiempo (risas), no la verdad es que creo que se debería hacer una reconfiguración radical de las sociedades, los gobiernos y las economías centroamericanas para reducir las causas que hacen que los chicos se metan en una pandilla y esto, claro, debe ir acompañado por supuesto de un ejercicio del poder del estado”.

El tema de las pandillas lamentablemente está de actualidad, ya que hace pocos días hubo varias reyertas entre dos bandas latinas, saldando estas con la muerte de un joven y otro herido. Las posibles soluciones que se han barajado para cortar por lo sano estos sucesos es el de quitar la tarjeta de residencia o nacionalidad a los pandilleros y deportarlos a sus países.

Le preguntamos a Juan José si él creía que esa era la mejor opción “Mira la deportación y el genocidio han sido tradicionalmente medidas de muy corto plazo, porque las deportaciones y las migraciones en general, tienen una naturaleza cíclica, por ejemplo, ahora mismo Estados Unidos tiene un problema bastante grande con las pandillas que deportaron en los 90’ que ahora han rebotado y llenado Estados Unidos, quizás deportando a esas personas te salvas un año o el siguiente, pero no te das cuenta que al deportar lo que estás haciendo es agravar las condiciones de otro país, el cual a su vez va a regresar al tuyo con mayor violencia y con unas condiciones más graves.

VER MÁS FOTOS…

Deja un comentario