MÉXICO RECUERDA SUS MUERTOS


La tradicional celebración del día de los muertos, fue nombrada en el 2003 por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) como Patrimonio Intangible de Humanidad.

La comunidad de mexicanos en España, celebro el pasado 31 de octubre una de las fiestas más simbólicas y con mayor carga emocional para este colectivo.

Los danzantes mexicas “Guerreros de Luz”, fueron los encargados de montar toda la escenografía en la Tabacalera (recinto cultural  y social autogestionado) en Madrid.

Una tarde donde se disfruto de las tradiciones más esenciales de la cultura azteca, la ceremonia en honor a sus ancestros, con muestras altares, piñatas, gastronomía y danza.

En cuanto entrabas a la Tabacalera te recibían dos figuras esqueléticas, que te daban la bienvenida y justo la mesa contigua, portaba afiches sobre la historia de esta tradición, donde especificaban la procedencia de esta muestra.

Afiche:“Esta es una tradición que se remonta a épocas prehispánicas, los mexicanoss creían en el rumbo de la energías que despedían los difuntos, era determinado por el tipo de muerte que había sufrido y no por su comportamiento en la vida. Celebran Miccailhuitontli o fiesta de los muertitos, así como el Ueymicailhuitli, o de los muertos grandes. La fiesta de los muertos proviene del sincretismo indígena y español, la importancia singular en la vida ceremonial de los pueblos indígenas por su relación con la ideología,  el arte y la agricultura, incorpora los fundamentos del pensamiento mesoamericano y de la evangelización colonial, así mismo incluye los temas actuales y los procesos dinámicos del tiempo moderno”.

Esta celebración suele durar alrededor de 3 días, donde ciertos rituales se hacen presentes en estas fechas,  como la construcción de ofrendas y altares  tanto en las casas como en los cementerios. 

Según uno de los creadores de altares de nacionalidad española, Tolo declaraba esto a nuestro medio, “He intentado danzar pero es muy complicado, yo no sabía cómo enfocar el altar, pero dibuje el cielo y la tierra,  y el muerto fue por una inspiración de la película Jesucristo Superstar, y gracias por venir  a visitarnos, porque la humanidad que tenéis es la que nos hace falta”.

Según palabras del organizador , Juan Diego Delgado de Michoacán , danzante mexica, “Hace ya unos 5 o 6 años que hemos celebrado la tradición de la danza aquí en Madrid, por motivo de ello, hacemos alguna de las actividades, y una de ellas es sin duda, el día de los muertos, esta es la primera parte de cómo celebramos los muertos, invitamos a gente que quiera hacer su propio altar, la segunda parte la hacemos en la montaña, celebramos una velación toda la noche, con cantos y rezos, trabajando a través de la flor, sé hace figuras y dibujos muy antiguos de México, y luego toda la mañana se danza, o en algunas horas de la mañana”

Aquí en la tabacalera a las cinco de la tarde ya se ha hecho el encendido del altar, para luego hacer la danza mexica,  es muy importante para nosotros los muertos, desde la tradición prehispánica hasta la moderna, siguen venerando a la muerte de un manera festiva, con humor e ironía, pero también con respeto.

Dentro de la poesía náhuatl, algo que queda presente es que cuando naces, tienes primero que aprender, que solo venimos a morir.

¿He visto mucha integración, un mexica se hace o nace?

Es una experiencia muy interesante, que yo te voy a decir lo que me paso en lo personal, hasta antes de los 50, no podían ser mexicas, sino te venía heredado, pero a partir de esos años, salían estas familias a danzar en la ciudad y empezaron aceptar a otra gente, a estas se los conoce como “Mesa de danzantes” yo no vengo de ninguna, aprendí la tradición en México y aquí es súper interesante ver a gente de todas las nacionalidades apasionadas por esta cultura, por esta forma de danzar, por esa forma de tocar  los tambores, por esa forma de rezar, a la gente le gusta.

 Y aquí en el grupo hay una chica francesa que canta en náhualt, es bellísimo, con un sentimiento que lo trata de entender, y eso te llena de satisfacción.

Casi tenemos uno de cada nacionalidad, la energía es otra, pero es muy buena la disposición de la gente.

¿Qué cualidad tiene que tener un altar?

Bueno un altar, es una ofrenda tiene que tener flores, de preferencia amarillas, “cempasúchil” o “flor de muerto” acá no hay, tienen que haber velas, un arco de flores o puerta de flores que representa la puerta por donde las almas tienen que entrar, por eso son amarillas, porque son la luz para que lleguen al altar, una ofrenda para estos muertos, las familias los personifican. 

¿Han hecho el altar para una figura en especial?

No, lo de la figura especial, eso viene de hacer altares, por ejemplo cuando el ayuntamiento, hace uno en la plaza en homenaje a una figura, pero el altar autentico tiene sus propias ánimas. 

Pero cuando eres danzante, ya tienes más compromisos con otras ánimas o seres que invocas, ya vas teniendo más ánimas. 

¿Qué significa para usted, esta festividad?

Es la fiesta más importante que yo festejo, desde pequeño, siempre veía a mi familia paterna en el cementerio, mi madre quería llegar temprano para agarrar sitio, y ya el 02 de noviembre estábamos en la tumba de mis abuelos, llegaban mis tías y algunos llevaban música, otros rezos, era un cementerio más urbano, no como en los pueblos donde son más autóctonos y todo se llena de velas. 

¿Ustedes con su visión, visitan las tumbas?

Sí, pero aquí en específico no vamos al cementerio, porque es otra cultura y primero no queremos ofenderlos, seguramente lo entenderían, porque es un rezo bueno, pero puede haber alguna personas que cause rechazo, porque tienen otra visión de la muerte.

¿Un mensaje para nuestros lectores?

La muerte es para todos, vivirla con ironía y como hoy celebrarla, y cuando nos llegue, moriremos con dignidad y con una sonrisa. 

texto/fotos: Sandra Negron

VER MAS FOTOS..

 

Deja un comentario