NESTORA SALGADO “LA COMANDANTA”, LUCHA POR LOS DERECHOS DE LOS PRESOS POLÍTICOS

Fotos: Salgado Alban-Mli.


Madrid una ciudad cosmopolita y acogedora, nos citamos con Nestora Salgado  ex presa política mexicana, nuestro encuentro se realizó en “La librería café La Fugitiva” que amablemente nos facilitó el espacio, en donde tuvimos  la oportunidad de conocer a esta mujer que lucha por los derechos humanos de gente  campesina de Olinalá estado de Guerrero, México.

Nestora Salgado, creció en el seno de una familia de origen humilde, en donde se le inculcaron  valores como:  el respeto, la honestidad, la libertad, la solidaridad; como muchas personas con necesidad  tuvo que migrar a los Estados Unidos, es allí en donde forja su carácter, ya que tuvo que luchar sola y abrirse camino en este país.

Salgado es una mujer que  siente, y que  ha sufrido diferentes necesidades de diferentes formas tales como;  hija, madre, mujer, esposa, es una persona con un corazón grande, que ha mostrado con acciones su  implicación social,  dispuesta a luchar por los derechos de  su gente, su  motivación y preocupación porque el dolor no llegue a más gente, ha querido cambiar la historia de su pueblo, le duele recordar su estancia vivida en la cárcel y lucha porque sus compañeros no pasen las mismas penurias.

¿Por qué “La comandante” Nestora Salgado?

La Comandante, me empezaron a llamar las fuerzas castrenses, mi inicio no era de comandante,  lo que hago es apoyar a la población a organizarse, porque tenemos esa necesidad y no sólo para Olinalá, es importante seguir organizando pueblos, colonias, queremos cambios, no solamente se necesita la  policía comunitaria, estoy hablando de una organización en diferentes ámbitos, tener un pueblo diferente, apoyar la cultura, la juventud, tener una ciudad segura, limpia  que se desarrolle, y una ciudad sin seguridad no puede desarrollarse, quiero que se organicen, que nos unamos, no sólo los invito a que sean policías comunitarios, aunque para mi si es una buena opción, es importante crear lazos con diferentes colectivos, para tener diferentes ideas y crear cosas buenas  para nuestros pueblos, nuestros niños, los niños y la juventud son muy importante por eso yo involucro a la juventud.

¿Cuál es la realidad de su estado: Olinalá?

La realidad es cruel y no sólo para Olinalá, estado de Guerrero, sino para México y para la humanidad, yo no tengo todo el conocimiento de lo que pasa en todo el mundo, pero sí sé lo que pasa en Guerrero- México.

A nivel mundial tenemos una crisis como humanos, pero en mi ciudad, mi comunidad, mi pueblo, existen  muertos, secuestros, violaciones,  no hay tranquilidad, no se puede  caminar por una calle segura a ciertas horas de la noche. Los campesinos ya no pueden realizar su trabajo, que es lo que les permite vivir dignamente, porque los ladrones saquean su ganado, no les importa el sacrificio que estos han hecho para poder sustentar a sus familiares y cubrir necesidades básicas con su trabajo.

¿Cuáles son las diferencias de la policía comunitaria y la policía del estado?

La diferencia de la policía del estado, para mi punto de vista, no sirve, porque se ha visto y se ha demostrado que se ha  mezclado con  la delincuencia organizada, por lo menos en México, ya no existe respeto para este organismo,  porque estas instituciones ya no te cuidan. Sin embargo la policía comunitaria, tiene una  estructura en las bases,  se forma desde los pueblos, para  dar seguridad a su gente. Para las fuerzas castrenses, somos un municipio más,  sólo  somos indios y  la policía comunitaria estamos al cuidado de nuestras mujeres, niños queremos que nuestros niños caminen seguros.

¿Quiénes forman la policía comunitaria?

Está formada por padres de familia, abuelos, jóvenes de  buen carácter, que están bien vistos por la sociedad,  la policía es elegida por los barrios, las colonias, conocemos a quienes forman parte de la policía, ya que hace un  consenso la  comunidad, los barrios y se propone los policías comunitarios, pero quien los avala y da la aprobación para ser policía comunitario es el pueblo, la colonia.

A usted se la acusa de muchos secuestros ¿Cuál cree que es la verdadera causa por la que estuvo detenida?

Estoy acusada casi de 60 secuestros, estoy acusada de asesinato, robo, delincuencia organizada, de privación ilegal de la libertad. La  prensa amarillista me ha acusado de cortar cabezas, no soy delincuente no tengo demandas, no me van a encontrar nada, soy una persona que he demostrado con documentación que soy una persona legal,  soy una persona trabajadora.

El problema es que yo empiezo a organizar a la gente de los pueblos, es por eso que se atreven a acusarme. Cuando el gobierno ve la organización y que a Nestora la sigue mucha gente y desde que la policía comunitaria está, ha bajado el índice de criminalidad en estos cuatro años en Olinalá,  no han habido secuestros, hemos demostrado con hechos como funciona nuestra policía.

Me acusan porque el gobierno me sentía un peligro, la gente ya no buscaba al ministerio público para hacer denuncias, la gente buscaba a la policía comunitaria para la seguridad, nosotros teníamos ese poder, ese control sobre el pueblo, Nestora es la cabeza visible, es la voz, la que no lleva capucha, la que no esconde nada, porque no tiene nada que esconder. Yo  comienzo a hacer denuncias de  políticos, esa es la parte que le molesta al gobierno por eso me inculpan estos delitos para poder justificar, me adjudican secuestros.

¿Cómo fue su arresto y cómo lo vivió?

Fue terrible, creo que ni cuando capturaron al Chapo Guzmán montaron un operativo de tal magnitud, anteriormente yo había acusado al ejército de tener nexos con delincuentes, yo tenía pruebas, cuando acusé a sus bases de éstas negligencias, hubo un enfrentamiento entre ellos, yo tomé fotografías, reporté al coronel, los detienen y los mandos me tienen como enemiga, cuando a mi me detienen iba acompañada de un sobrino, me registraron la camioneta no me encontraron nada, ni armas, ni droga, yo tenía todo en regla. Sin una orden de arresto me lleva, el ejército de la marina, el ejército estatal y me trasladan a Chimpancingo me suben a un helicóptero, no me llevan a disposición de las autoridades, no me llevan a una prisión, me trasladan a una casa, donde no es oficialmente una oficina, una institución, yo sabía que me iban a desaparecer, cuando me llevan a declarar, pido que me den la oportunidad de pagarme un abogado, yo tenía la posibilidad de pagarme un abogado, que me dieran la oportunidad de defenderme.

Al ser ciudadana americana respetaron sus derechos.

Cuando me detienen, yo sé mis derechos, les enseñé mi pasaporte americano y les dije: “si ustedes me van a detener tengo que saber por qué se me está deteniendo, necesito que le avisen a mi embajada, necesito que alguien de la embajada o consulado esté presente”, aparte la ley 701 del estado de Guerrero de los pueblos indígenas dice que tienes que tener un representante de tu comunidad, yo pedí  un representante de la comunidad, cosa que no hicieron, me dijeron esto aquí no  sirve.

¿Cómo vivió esos dos años y ocho meses en la cárcel, la maltrataron?

Creo  que el maltrato psicológico es peor,  estaba dispuesta a morir cuando hice la huelga  de hambre, yo sé cuándo alguien  muere la familia en un un año dos se resigna, pero cuando estás presa,  tu familia día a día está sufriendo, es un martirio para todos, estaba dispuesta a morir, estaba totalmente aislada, no podía   hablar,  sin poder leer, estar  con esa tensión no  es  nada fácil.

Me aislaron,  en ese penal,  donde me tuvieron incomunicada mi abogado entró a partir de los nueve meses, no era una presa común, no me sentaba a comer con ellas en año nuevo,  navidad,  no comía con ellas, cuando   necesitaba atención médica me la negaron, decidí  ponerme en huelga de hambre, me obligan  a sentarme  con las demás presas,  no comía, pero me ponían las charolas de comida, eso era una tortura, estuve 31 días en huelga de hambre,  cuando dejo de tomar agua anuncio y hago un escrito que iba a dejar tomar agua,  milagrosamente comienzan a meter a la estancia el agua con frutas

Ha llegado a temer  por su vida y la de su familia.

Tengo muchas amenazas,  que si me van a cortar la cabeza,  que  me trozarían  la lengua, que iban a matar a mi familia,  que  secuestrarían a mi hija,  me llamaron  y escuché  los gritos de una mujer pidiéndome ayuda,  es duro y muy   difícil, desde que salí he tenido llamadas a mi celular desde números desconocidos,  donde me han dicho que van a colgar las cabezas de mis hermanos en la plaza de mi pueblo, la casa de mi hija el 4 de abril fue baleada, el estado desde que me detuvieron  había puesto seguridad, el mecanismo de seguridad y defensa le asignó la policía estatal,  para que la resguardara, cuando entró el nuevo gobernador le quitaron, claro que temo por mi familia y por mi, pero tampoco me detienen estas amenazas.

En estos casos ¿cómo actúan los organismos de los derechos humanos?

No tengo confianza en los derechos humanos especialmente en los de México, hemos realizado denuncias, sobre la detención arbitraria, de lo cruel que han sido conmigo, no me dieron la oportunidad de defenderme, no me prestaron atención médica,  cuando más lo necesitaba, la falta de movimiento afectó  mi salud, en dónde están los derechos humanos para mí?, cuando la ONU da una resolución a mi favor, el gobierno no cumplió con la resolución de la ONU, ellos encontraron que había sido detenida arbitrariamente, que se me tenía que indemnizar por el tiempo que estuve presa por los daños tanto económicos como psicológicos. El gobierno no ha acatado, mas sin embargo a pesar de que hemos demostrado que no soy culpable, ellos están apelando las resoluciones.

¿Cuál sería la fórmula para contrarrestar las irregularidades del gobierno?

Para mi punto de vista, los pueblos tienen que  organizarse y estar en contra de las violaciones, que protesten juntos, movilizarnos, protestar y manifestar que estamos cansados de tantos abusos. Tienen miedo de que yo siga organizando los pueblos y les enseñe a defender los derechos humanos.

Una frase que dijo cuando obtuvo su libertad ” Soy libre y es la libertad del pueblo, para  que no  nos sigan reprimiendo, no vamos a permitir que nos pisoteen y si es así utilizaremos esto” y levantó su fusil ¿ Qué quiso decir con esta frase y esta acción?

Los pueblos hemos sido reprimidos y nos hemos dejado, hemos agachado la cabeza por miedo a la represión, una frase conocida de   Emiliano Zapata “ Más vale morir de pie que morir arrodillado”, en mi caso mas vale morir luchando, prefiero saber que perdí la vida, por querer un cambio y haber logrado.

Piensa seguir en la lucha.

Estoy en la lucha, estoy aquí porque he venido a denunciar los atropellos a los derechos humanos, vine a denunciar, que mis compañeros siguen siendo presos  que están acusados por los mismos delitos que yo, cuando ellos son inocentes, somos reconocidos por el estado, la Ley 701 nos protege, los convenios internacionales nos amparan, vengo a estos países  para que levantemos esa voz y protestemos por lo que se está haciendo con estos pueblos, principalmente con la gente indígena, con la gente de campo, a la gente que yo represento, a la gente que no tiene  para defenderse, ésa es mi lucha, voy a dar la vuelta al mundo si es necesario para denunciar lo que está pasando, no vamos permitir que alguien que se animó a defender la tierra, el agua,  esté preso.

VER MÁS FOTOS…

Deja un comentario