OTAVALO “TIERRA DE DIOSES”

Otavalo es tierra que encanta y embriaga, donde se confunde la belleza, con la plenitud de lo natural, confunde el encanto con el relax, esa sensación de estar rodeado de parajes de ensueño.

Todos los significados de Otavalo, lo envuelven en un aire colonial a la vez que mágico, en Chaima significaría “lugar de los antepasados”, en Chibcha “En lo alto, grande laguna” en Sarance “Un pueblo que vive en píe” y en la lengua indígena. “Como cobija de todos”.

Este cantón está ubicado en la zona norte de Ecuador, se encuentra a 2565 metros sobre el nivel del mar, su clima ronda los 14 grados centígrados, se habla el castellano y el quichua. Su belleza se sienta sobre un amplio valle, que rodea los  cerros de Ibarra, Mojanda, La lomas de Yambiro, y Pucará.

Las vestiduras de los originarios, son ponchos, alpargatas y sombreros para los hombres y para las mujeres sus engalanadas blusas bordadas, anacos, chalinas y sombreros.

Recorriendo parte de la historia,  Otavalo fue conocido como Sarance, pero los colonizadores pensaron en que Otavalo engendraba respeto, este cantón también contribuyo a muchos logros, como; El descubrimiento del Amazonas.Otavalo fue cantonizado el 25 de Junio de 1824 por el general Francisco de Paula Santander. 

El 16 de agosto de 1868 ocurrió un terremoto en Ibarra, por su cercanía, la ciudad de Otavalo sufrió su total destrucción. También fue invadida por las plagas del sarampión, la viruela y el tabardete (enfermedad infecciosa). 

Turismo

Este cantón destaca por la belleza arquitectónica de la naturaleza, cada estampa es como una postal que se queda centelleando en la retina, compite con las grandes ciudades turísticas, como las Islas Galapagos y la capital ecuatoriana. 

Entre sus sitios a visitar, encontramos la piedra Hiltun Rumi, la piedra de Kuantuk Rumi,  las Escalinatas Inti Ñan, la Cascada de Peguche, el Parque Acuático donde se comercializa tilapias (pez), el habitad del cóndor (Parque del Cóndor), la iglesia Matriz de Otavalo, pero sin duda su mercado de artesanías es de los más frecuentados por lugareños y extranjeros. El chamanismo también es atractivo turístico, en la zona de Ilumán, estos rituales, llaman la atención a los lugareños y extranjeros, que ven las culturas indígenas una curación solo con productos de la tierra.

Y no muy lejos de Otavalo encontramos otros lugares que hacen de Ecuador, un país de deleite. 

Entre las fiestas que más destacan son las del “Yamor”, esta es una presencia cultural que se arraigo en la década de los cincuenta como iniciativa de los jóvenes, donde la interculturalidad da paso a uno de los principales encuentros étnicos de la localidad. Otras que destacan son la fiesta del sol (Inti Raymi),  la Raymikuna o las fiestas en honor al solsticio y los equinoccios anuales, están se relacionan con las cosechas del maíz en los meses de septiembre, noviembre, marzo y junio, más conocidas como: Koya Raymi, Capac Raymi, Pawkar Raymi, Inti Raymi.

Una tierra de dioses, donde el Olimpo y la naturaleza fluyen en un solo sentido, para visualizar la grandiosidad de esta zona ecuatoriana. 

texto:Sandra Negron/fotos:Salgado Alban.

VER MAS FOTOS….

Deja un comentario