PAULINA TAMAYO “LA GRANDE DEL ECUADOR” DE GIRA POR EUROPA

Fotos: Salgado Alban-Mli.


 Cuarenta y cinco años de vida artística, “La grande del Ecuador”, Paulina Tamayo, una mujer sensible, amable, alegre y sobre todo con una voz prodigiosa, ha sabido llevar la música por diferentes partes del mundo, dando a conocer la música ecuatoriana. Una mujer que siente la música y  que es ovacionada en sus conciertos, ahora también comparte escenario con su hijo Willie.

Cuenta con más de un millón de visitas en el canal de YouTube con “La Canción de los Andes”, además “Amor, Dolor” fue elegida canción del año por 2 años consecutivos en  2011-2012.
Ahora se encuentra de gira por Europa.

¿Qué es lo que le viene a la mente cuando recuerda su carrera musical que comenzó con tan sólo 5 años de edad?

Estamos cumpliendo 45 años de vida artística, empecé a la edad de 5 años, me sorprendo porque he visto y escuchado mis grabaciones  cuando tenía esa edad y pienso que Dios es el que me dio este talento, ser una  niña acompasada, con una memoria absoluta, un timbre de voz muy alto y maravilloso, he sido realmente una niña prodigio.

Usted cree que se hereda el arte?

Sí, lo he heredado de mi madre, Doña María Luisa Cevallos Paladines, mi mamá es de la ciudad de Loja y viene de una familia de artistas, es sobrina nieta del gran compositor Víctor Valencia Nieto, pienso con toda seguridad que el arte pasa de generación a generación, mi madre me lo ha heredado a mí, y mi hijo Willie lo ha heredado de mí.

Recuerda, ¿cuál fue la primera canción que la llevó a ser artista profesional?

Fue el pasillo “Entrega Final ”, en la radio éxito de Quito, con el pasillo “Imploración de Amor” gané, en Tulcán, el festival “Rumichaca de Oro”, allí fui elegida como artista profesional.

¿Cómo se siente ahora al haber sido elegida como artista profesional a esa edad?

Ahora que ha pasado el tiempo y son 45 años de vida profesional, siempre digo: ¡qué bendición!,  gratitud al pueblo ecuatoriano y latinoamericano, a todos mis hermanos  migrantes que me reciben con tanto amor en diferentes países que hemos visitado, ávidos de música nacional.

Usted trabajó con Ernesto Albán, más conocido como “Don Evaristo”?

Ingresé a la edad de 6 años y estuve 15 años trabajando con él, era un show de variedades, yo cantaba. También participé como actriz en dos estampas quiteñas, en donde  hice papeles de  secretaria y periodista, pero lo que realmente me gusta es cantar y estar en contacto con mi público.

Al ser embajadora de la música ecuatoriana, ¿qué siente cuando viaja a distintas partes del mundo llevando  este arte musical?

Toda la responsabilidad porque convertirse en la portadora de lo que es la cultura musical del país es una responsabilidad enorme, porque estamos dando a conocer al mundo entero la música de nuestro Ecuador.

¿Cómo se llevan 45 años en la música?

Con responsabilidad, con disciplina, los músicos tenemos que tomar en cuenta, que el arte es nuestra profesión, del arte vivimos,  del arte damos de comer a nuestros hijos, por lo tanto hay que ser responsables y disciplinados, respetar al público y respetar lo que hacemos.

Se ha realizado alguna grabación especial para conmemorar estos 45 años de vida musical?

Se grabó un CD para celebrar los 45 años y salió a la venta con un diario muy importante del país, “El Comercio”, ellos confiaron en nuestro trabajo, tuvo muy buena acogida y se vendieron 30 mil unidades, quiero dar las gracias por ello a este medio de comunicación. Este CD se grabó con la colaboración de grandes artistas nacionales como Hilda Murillo, Héctor Jaramillo, Juan Fernando Velasco, entre otros. Pero hay dos  participaciones  muy especiales, una es con mi madre, interpretamos el pasillo “Amor Incomparable” y la otra con mi hijo Willie, el bolero “De Cigarro en Cigarro”.

¿Qué significado tiene para usted, que se la haya nombrado como “La Grande de Ecuador”?

Siempre digo que la grandeza de las personas está en la cabeza y el corazón, quiero agradecer este seudónimo que me ha puesto con tanto amor el Ecuador, es una responsabilidad ser la representante de la música nacional y eso lo llevo en mi corazón.

Tiene alguna canción especial que la emocione y que se sienta identificada?

Tengo algunos temas que el público los ha hecho un éxito y que me han abierto las puertas en diferentes lugares, entre ellos están algunos pasillos “Parece Mentira”, “Amor, Dolor” que interpreto con mi hijo Willie, esta es una canción que por 2 años consecutivos fue la canción del año,  “La Canción de los Andes”, entre otros temas. Estos son algunos especiales, hablar de un solo tema es difícil.

¿Qué siente el haber compartido escenario con artistas internacionales como Lola Flores, Rocío Durcal, Rocío Jurado?

En su momento yo no sabía la dimensión que tenía el compartir escenario con Lola Flores porque cuando canté con ella tenía 8 años de edad  y no era consciente, ahora pienso “qué lindo  haber compartido con La Faraona”. Con Rocío Durcal fue algo maravilloso, la admiré como artista y después que la conocí fue más mi admiración, me encontré con una persona tan sencilla, tan linda que emanaba paz y tranquilidad, además tuvo un detalle para mí, salió a la platea a verme cantar y después que terminé mi actuación me felicitó,  me abrazó y eso me marcó, entiendo que la humildad y sencillez está en los artistas más grandes.

Usted ha sido inmigrante ¿cómo ha sentido estar fuera del país?

Por eso puedo hablar y sentir el dolor de los hermanos que no viven en el país, no vivir en el país es fuerte, es duro. Mi admiración y respeto para los hermanos migrantes ecuatorianos, como tuve esa experiencia de ser migrante sé con el dolor con el que se vive, la tristeza con que se añora el país, tenemos que dejar nuestra familia, nuestras costumbres, amigos y sé lo duro que es estar en un país que no es el tuyo. 

¿Qué sintió, cuando  se originó el terremoto en la ciudad de Manabí?

Estaba en casa, fue algo terrible, nosotros vivimos el norte de Quito, lo que sucedió fue en la costa, pero fue algo terrible, yo sentí que me iba a morir, fue cosa seria. Cuando nos enteramos que había sido terremoto se me fueron las lágrimas al ver tanto destrozo, ver tanta gente desprotegida, ver padres sin hijos,  hijos sin padres, soy una persona muy sensible y me puse a llorar, hasta ahora no me pasa el susto. Muy pronto voy a estar llevando un mensaje de paz, este canto de libertad será  el 20 de julio, voy a cantar en Pedernales, es el sitio más afectado, sé que las condiciones físicas no se van a prestar,  pero yo quiero estar allí, voy a cantarles y llevar todo mi amor, voy a llevarles ese canto de esperanza, ese canto de alegría que ahora necesitan, y también vamos a llevar unos kits de ayuda. Gracias al  concierto que realicé en Quito y que gracias a Dios fue todo un éxito, hubieron 15 mil personas, fue la oportunidad para sacar un presupuesto de la taquilla y ayudar a mis hermanos caídos en desgracia en el terremoto, voy a ir personalmente, soy  una persona desconfiada de las autoridades y quiero que esa ayuda llegue a los damnificados.   

Un mensaje para la gente que esta fuera del país y que sigue luchando  a pesar de la crisis.

El mensaje va para los ecuatorianos, mis paisanos, seamos unidos, porque Ecuador es uno solo y cuando se está fuera, uno se añora tanto el país, no somos ni de la costa, sierra, oriente o Galápagos, los ecuatorianos somos uno solo, unámonos saquemos adelante nuestra patria solo la unión hace la fuerza y creo que Ecuador es un país pequeño con un corazón inmenso y vamos a demostrar al mundo que la diferencia la hacemos los ecuatorianos.

VER MÁS FOTOS…

Deja un comentario