PEDRO PABLO DUART-CANDIDATO ASAMBLEISTA

Son las cinco de la tarde  y nos encontramos en una de las estaciones más concurridas de la capital española, el metro de Gran Vía. El asambleísta de 34 años, Pedro Pablo Duart  llega exhausto, sus continuos viajes y su apretada agenda le mantienen activo prácticamente las veinticuatro horas del día, por lo tanto una pequeña parada en una cafetería muy céntrica de Madrid, nos permitirá desnudar no solo los objetivos, las metas sino también su alma.

Las instalaciones nos permitieron ponernos cómodos y el candidato nos pidió que le tuteáramos y poco a poco nos desmembró su vida. Pudimos darnos cuenta de que es un amante de la vida sana, al desvelarnos que hace poco había comenzado a ser vegetariano. También nos exteriorizó su práctica de yoga y nos contó como al despertarse por la mañana, purifica su cuerpo  bebiendo agua en ayunas.

 Nace en Guayaquil, en el seno de una familia dedicada a la agricultura. Su padre era un migrante español en Ecuador, donde conoció a su madre.

Como cualquier joven ha trabajado en distintos ámbitos, pero lo que siempre le ha gustado ha sido el comercio. Quiero destacar que entre sus logros están los títulos de “Ingeniero Comercial especializado en Marketing” y “Master en Comercio Exterior”.

Pablo vino a España para poder autofinanciarse sus estudios. Siempre ha estado trabajando y estudiando simultáneamente.

Es candidato a la Asamblea Nacional del Ecuador por la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía por el partido Social Cristiano (PSC) Lista 6. El no se considera un político “Soy uno de esos jóvenes desencantados con los políticos, pero creo que tenemos que participar, en lugar de quedarnos con los brazos cruzados”.

Pablo recuerda que su partido, es el único que no presenta candidato a la presidencia, “Nosotros únicamente queremos servir desde la Asamblea”.

Duart es la primera vez que participa en una contienda política, indicó que su oficina está en la calle, lo que le ha permitido conocer mucha gente, acercarse al pueblo, tratando con gente maravillosa, pero también con la cruda realidad de las desgracias.

Una de las anécdotas que más le impactó, fue la de una familia ecuatoriana haciendo colecta para poder repatriar un cadáver a Ecuador. El candidato,  piensa que esto no debería ser un gasto a cargo de las familias ecuatorianas.

Duart se muestra muy optimista con el resultado de las elecciones. La agradable entrevista terminó con un pequeño paseo por la Gran Vía de Madrid.

texto:Carlos Parrilla fotos:Mauricio Vinueza

Deja un comentario