POLÉMICA EN LAS CANCHAS

El pasado sábado de 27 de Julio la liga “UNION”, daba por finalizada su temporada  deportiva en género femenino, pudo haber sido una final como la de años anteriores, pero con el añadido de que las terceras clasificadas, se sintieron decepcionadas no solo con el resultado, sino con el trato del presidente de la liga, hacia su club. 

Después de que muchos de los asistentes vivieron la final con gran emoción y en el momento de  entrega de medallas, el club femenino Galaxi, hizo evidente su rechazo a las políticas internas del club, con panfletos y consignas de “Presidente dimisión”, una celebración empañada por la indignación de un equipo que creé firmemente, que se les ha tratado de manera improcedente.

La presidenta del Club, nos declara que en varias ocasiones se han reunido y han recurrido a varias personalidades e instituciones del mundo deportivo, como asociaciones deportivas, periodistas y CEPIS (Centro de participación e Integración de la Comunidad de Madrid), pero sin resultado. 

Según declaraciones del Club Femenino Galaxi, se han sentido decepcionadas por los desaires y las arbitrariedades que  han sufrido a lo largo de esta última temporada.

Las hermanas Quezada, nos cuentan sobre la trayectoria en esta liga,  afirmando que empezaron en esta liga desde el inicio, llevan 4 años perteneciendo a esta institución, siempre con la misma directiva y en concreto con el señor presidente, quien para estas jóvenes deportistas se ha convertido en la frustración de sus sueños en mundo futbolístico. 

La presidenta del Club Galaxi, quiso dejar claro que se quejan de varios inconveniente como; de haber dejado fuera a una de sus jugadoras por argumentos sin fundamentos como el “fuera de fecha”, de no hacer caso a las quejas que formularon verbalmente y por escrito, por ser sospechosas de haber interpuesto una denuncia ante el presidente de la liga, sin ser ellas parte protagonista de esa denuncia, y sobre todo por aplicar artículos perjudiciales para los puntos, destinándolas prácticamente a obtener bajos puestos en la competición. 

Los club clasificados en primer lugar y segundo, nos dieron su versión sobre lo sucedido.

Susana Viñan, la capitán del equipo ganador “Estrellas Latinas”  afirma que: “Ha sido un campeonato  muy duro, hemos tenido que luchar y habido sus ventajas y desventajas como el caso de Galaxi que no le ha parecido la final”. “Cada quien tiene lo justo, aquí no habido preferencias para nadie, ni favoritismo, llevo tres años y no tengo ninguna queja, no me pareció la manera como lo hizo Galaxi, era una final”.

El vice-campeón deportivo Pichincha, también ha querido dar el apoyo al presidente de la liga, manifestando que han tenido los mismos inconvenientes que cualquier otro club y que nunca han tenido ningún contratiempo con los directivos de esta liga.

Sin embargo Don Juan Muncha, presidente de la “Liga Unión”, ha dejado claro que no quiere hacer declaraciones a este medio de comunicación, siempre y cuando el Club este delante de él. 

Pero quien si se hizo eco de esta protesta fue Galo Chiguano, vicepresidente de la liga, quien nos confeso no estar al tanto de las quejas que promulgan las hermanas Quezada, dicen que nunca llegaron a él las quejas por escrito y muestra apoyo a sus compañeros de directiva, y que por motivos labores no le ha sido posible asistir a muchos de los partidos que se disputaban los clubs y a las reuniones de la asociación. Una final que deja sinsabores y desilusiones, y con la necesidad de buscar soluciones a estos conflictos internos y encontrar unas bases generales, donde todas las ligas tanto directivos y deportistas puedan estar protegidos y no se vulnere sus derechos.

texto:Sandra Negron / fotos:Mauricio Vinueza

Deja un comentario