UN AÑO SIN MAKELELE


“Yo lloro todos los días”, Bellita no puede aceptar que la muerte de su hijo haya quedado sin resolverse.

 

Hace un año se publicaban en varios medios de comunicación la muerte del joven ecuatoriano “Makelele”, nuestro medio lo publica con el titular “Joven ecuatoriano fallece en extrañas circunstancias”.

 

El inicio del recordatorio empezó con una misa en el popular barrio de Vallecas en Madrid, la iglesia de San Diego acogió a  cientos de sus amigos, que quisieron  recordar al joven.

 

Bellita, como le llaman todos los amigos de su hijo, es querida y siempre está apoyada por ellos,  las muestras de respeto y admiración hacia esta madre han sido fundamentales para esta mujer que lucha constantemente con esa duda e incertidumbre que dejó Wenceslao Joffre Sánchez Garcé.

 

Recuerda como también hace un año, cuando fue a sepultar el cuerpo de su hijo a Galápagos,  intercepto en la isla al Presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien le dedico unos minutos para escucharla y ella le entrego una carta explicativa de cómo se había sentido esos días que acudió a las instancias públicas ecuatorianas en España y recriminando el trato recibido, por parte de las autoridades que están para la defensa de la integridad del pueblo ecuatoriano en el extranjero.

 

Posteriormente nos comenta que a raíz de hablar con el Mandatario,  el cambio de las instituciones públicas de Ecuador en España ha sido drástico y que se han volcado con su situación, de hecho se sintió respaldada en el juicio por el Cónsul de Ecuador en Madrid, Gustavo Mateus, por representantes del Viceministerio de movilidad entre otros.

 

Pero después de un año de lucha, esta madre  solo recuerda las palabras de su abogado, cuando le dijo “Eso se quedo así”, sus llantos de la impotencia al sentir que la muerte de su hijo se queda sin esclarecer, le hace pensar en que por su situación económica no le han dado el trato o el suficiente interés al caso del joven y el abogado solo la consuela diciéndole que “Él ya está muerto” y que aligere la firma de la autorización para el trámite de indemnización y dar por finalizado el caso.

 

Una respuesta que no da alivio a esta madre, que nos confiesa que llora todos los días y que solo quiere saber que le ocurrió a su pequeño Makelele.

 

En agradecimiento a los asistentes a la misa, Bellita acogió al centenar de personas en su casa y brindo una comida gracias al apoyo de todos los amigos de su hijo, ella se siente afortunada por el cariño que le brindan a diario, pero este día no termino, sin darle la despedida como él se merecía en las canchas “Guayaquil chiquito” disputo varios partidos en honor a este joven, que  le vieron dar toques de balón en estas instalaciones cuando él llego a España, empezaron allí las amistades, y la  práctica de su pasión, una pasión que heredó de su padre el futbolista ecuatoriano “El pájaro Sánchez”. 

 

texto:Sandra Negron/fotos:Mauricio Vinueza.

 

VER MAS FOTOS…

 

 

Deja un comentario