La ecuatoriana Leonor Jami, sueña con llegar a ser ministra del país

Fotografías: Fernanda Lago / Mli.


Jami, desde niña tuvo que sacrificarse, para poder asistir a la escuela. Tenía que levantarse a las 5 de la mañana y recorrer cinco kilómetros en acémila, desde su casa hasta la escuela, así vivió hasta los 10 años.

Leonor, es una mujer ecuatoriana que proviene de un pequeño pueblo que está ubicado cerca del volcán Cotopaxi. Desciende de una familia numerosa y humilde, y su vida no ha sido fácil, desde muy pequeña ha sido migrante, con tan solo dos años comenzó su andadura por el país. 

Jami, desde niña tuvo que sacrificarse, para poder asistir a la escuela, tenía que levantarse a las 5 de la mañana y recorrer cinco kilómetros en acémila, desde su casa hasta la escuela, así vivió su niñez. Luego sus padres tuvieron que tomar una decisión para que sus hijas sigan formándose, decidieron enviarlas  a la capital, Quito. Jami con solo 10 años y su hermana mayor con 12 años, tuvieron que volver a migrar nuevamente, esta vez solas, cuidando la una de la otra, siendo responsables de las tareas domésticas y dando prioridad a sus estudios.

Desde pequeña, quería ganar mucho dinero para construir su propia fábrica de productos lácteos, en las tierras de sus padres, por eso optó estudiar Ingeniería en Alimentos, en la Universidad Técnica de Ambato (UTA), dejando de lado la carrera de medicina que estaba estudiando Universidad Central del Ecuador. Pronto se dio cuenta que necesitaba un alto capital para montar esta empresa, y nuevamente decidió emigrar, esta vez a España.

¿Cuál fue su primer empleo estando aquí en España?

He trabajado en muchas cosas, he sido camarera, he trabajado en el sector de servicio doméstico, fui dueña de una frutería.. Yo quería encontrar otro trabajo, en otro campo, cuando tenía 25 años me comentaron que podía estudiar en la universidad superando la prueba de acceso para mayores de 25 años, y fue lo que hice, entré a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Cuando aprobé en septiembre estaba embarazada de mi primer hijo, y en octubre nació y  tenía que continuar, fue así que empecé a estudiar derecho.

Cuando usted vivía en Ecuador estaba estudiando Ingeniería Alimentaria, ¿por qué decide cambiar de carrera y estudiar derecho?

Fue un cambio drástico, vine  con unas ideas, y la realidad es otra, uno trae sueños y piensa, llego a España trabajo y ahorro, pero la realidad es otra. Sé que cada caso es diferente, no porque otro te cuente sus vivencias, las tuyas van a ser igual, no tiene nada que ver, fue allí que me di cuenta que era imposible regresar en el tiempo establecido y poder continuar con mi carrera. Fueron pasando los años y tenía la opción de estudiar aquí, y pensé que era la oportunidad de estudiar derecho, como inmigrante pase situaciones difíciles cuando tuve que legalizar mi situación irregular y estar legalmente, por eso estudié derecho, era la manera de  ayudar a muchos inmigrantes.

¿Cuántos años tenía cuando decidió viajar a España?

Tenía 21 años, llevo más de 19 años radicada aquí, ahora estoy rodeada de mi familia, mi esposo, mis hijos, y mis padres, que también residen aquí.



Piensa algún día regresar al Ecuador y  establecer su residencia allí.

Uno siempre añora su tierra y piensa en volver, aún no lo tengo muy claro de si establecerme o no. Yo volveré cuando esté preparada, porque hay muchas cosas que hacer en nuestro país.

Cuando decidió emigrar a España, ¿contó con el apoyo de sus de sus padres?    

Siempre he contado con el apoyo de ellos, aunque ellos no tienen mucho conocimiento, conocimientos me refiero a educación formal, mi padre es agricultor y ganadero, mi madre realizaba las tareas domésticas, ella no sabe leer ni escribir.

¿Cuál es su especialidad en derecho ?

La rama en extranjería, porque me gusta y siento que ayudo a las personas. Además es una gran  responsabilidad, ya que cuando está en proceso un expediente, y resulte favorable, puede beneficiar a una familia entera, por eso me gusta la rama de extranjería.  

Usted, ¿cómo ve que el Estado español percibe la inmigración ahora mismo?

Yo pienso que España necesita a los inmigrantes, sin embargo su mensaje es contradictorio, nos utilizan para ganar votos en las elecciones. Por eso me he visto en la imperiosa necesidad de formar un partido político que lleva por nombre Defendemos. Los inmigrantes necesitan una voz que pueda defender sus derechos.



Como ciudadana inmigrante con nacionalidad española, ¿ha visto la posibilidad de poder ser  representante en el ámbito político?

Así es, junto con otras personas interesadas en el tema político hemos decidido formar un nuevo partido político. Soy la presidenta, este partido se formó en diciembre 2018, aún no nos hemos presentado, nos estamos organizando para dentro de cuatro años presentarnos. Nadie puede hablar por un inmigrante si no lo es, todos los que estamos en el partido somos extranjeros.

La evolución que ha tenido en el ámbito laboral ha sido grande, ¿cómo lo describiría usted?

Cuando llegué aquí, estaba un poco perdida, no me encontraba a mi misma, porque no sabía exactamente qué hacer, como empezar, pero poco a poco encontré mi camino al éxito. Ahora puedo decir que soy una abogada exitosa, la gente puede inspirarse y decir si ella pudo porque yo no; pueden triunfar en lo que se propongan, cada persona tiene una vocación, una habilidad, a mí me enseñaron que en esta vida estamos para aprender.

Cuando llegan los clientes y ven que son atendido por un extranjero, ¿se sienten cómodos?

La mayoría de los clientes son extranjeros, y si otro extranjero los atiende se sienten como en casa. Yo publico en mi redes sociales asesorías, para que vean el trabajo que hacemos, nos gusta servir.

¿Qué aporta la digitalización a su trabajo?

Aporta bastante, porque hay muchas cosas que se pueden hacer digitalmente, y puede sustituir al trabajador. Sin embargo, el cliente siempre necesita el trato personal, hay varios despachos digitalizados, pero lo mejor es hablar en persona. La digitalización es buena para algunos trabajos puntuales, esta bien para las administraciones públicas, hay menos aglomeraciones, se consume menos papel, y estamos ayudando al ecosistema; pero hay muchas personas que no tiene las habilidades, ni la capacidad de decir voy a enviar un expediente por internet o descargar un certificado, eso es muy difícil para ellos,  me encantaría que todos los que estamos aquí intentáramos aprender a desarrollar actividades, y así los políticos no nos vean como un papel para las elecciones.



Las personas que viajan por primera vez y no tiene ningún familiar, ¿qué deben  hacer?

Yo, también hice lo mismo, pero si alguien me hubiera comentado de que existen leyes, lo primero que hubiese hecho es informarme, la mejor manera de migrar a un país es con un contrato de trabajo. Existe la autorización de trabajo y residencia por cuenta propia, si es una prestación de servicios se puede presentar un proyecto a tres años, se presenta toda la documentación para ver que sea viable, y seguir con la tramitación correspondiente.

¿Cómo ve su futuro dentro de unos años?

Pienso que he sido diferente, y sigo siendo diferente, al ser presidenta del partido, mi objetivo es llegar a ser ministra, parece difícil o imposible, pero así parecía cuando empecé a estudiar derecho, y ahora cuento con un despacho con 8 abogados trabajando.

¿Qué consejo les puede dar a las personas que vienen sin nada y quieren avanzar profesionalmente?

Siempre les digo a las personas que con 25 o 45 años pueden entrar a la universidad en la UNED,  pueden acceder a becas y pueden estudiar, es lo único que les puedo decir, que hay que estudiar, aprender para mejorar nuestro nivel socioeconómico y cultural. 

Deja un comentario